Oración de sanación de las heridas emocionales


La oración de sanación por las heridas emocionales, es una oración de encomienda al Señor todopoderoso, para que nos cuide y proteja de todo mal que abunda en este mundo, selle con su majestuosa sangre las heridas que nuestro corazón ha sufrido con el pasar del tiempo, y que su profundo amor nos renueve el alma y nos llene de regocijo, porque él es el Dios todopoderoso, que ni el más mínimo viento sopla sin el consentimiento del Supremo.

Con esta oración, tendrás la compañía reconfortante de Dios a tu lado, para que tus heridas sean selladas y curadas.

Oración de sanación de las heridas emocionales

Señor, te pido que no siembres duda en mi mente,
en mi alma, en mi corazón y en mi interior:
sobre la presencia divina de Jesús y de su ilimitado poder de sanar.

Amado Dios, el día de hoy vengo ante ti,
en el honor de tu hijo Jesucristo.
Con tu Espíritu Santo,
con tu luz resplandeciente y cegadora,
alumbra mi penumbra,
ilumina las heridas de mi interior, Señor,
examina los rasguños de mi corazón y sáname.

Cúrame, Señor, de toda herida emocional
que haya lastimado mi corazón,
que haya afectado mis sentimientos, mis recuerdos,
mi creatividad, mi alma, mi cuerpo, lo que soy.

Desencadéname, Señor mío, para poder abrir mis alas
y ponerme al servicio de ti con mis hermanos.

Glorificado padre, en el nombre de tu hijo, Jesús, nuestro Salvador,
por su sangre divina y por la Santa Cruz de crucifixión,
por el poder del Espíritu Santo, por las sagradas llagas de su cuerpo,
por las heridas y golpes de sus manos, pies y costado.

Yo te imploro, Dios mío,
que me liberes y me sanes de todo dolor,
desde las entrañas más profundas de mi alma y mi corazón,
hasta las raíces de mi ser.

Amén.